Nuestro Padre Jesús Rescatado La imagen de Nuestro Padre Jesús Rescatado fue traída a Villanueva de los Infantes, con motivo de la  fundación del Convento de los Trinitarios en el año 1.604, por el fraile Antonio del Santísimo Sacramento  de la Orden Trinitaria natural de esta Ciudad, entonces Villa, y uno de los fundadores de la casa, bajo la  dirección del beato fray Juan Bautista de la Concepción, hoy Santo, el quijote andariego de los religiosos  manchegos.  La Imagen es una talla completa de riquísima madera, de autor desconocido y que corresponde al estilo sacro de finales del siglo XVI. Se encuentra en magnífico estado de conservación, con oscuro matizado que le confiere carácter singularísimo. Posiblemente no exista en la Mancha un matizado como el de esta Imagen, ni en general una representación nazarena más rica y perfecta, y en definitiva todos los Infanteños la veneran y sienten un extraordinario fervor popular y en especial los viernes cuaresmales como es tradicional en los de Esclavitud Trinitaria. Nuestro Padre Jesús Rescatado, es titular de la  Cofradía, el cual va sobre un trono de oro y  claveles. A su paso pone el rezo en los labios, la  dulzura en el pecho y un sorprendente escalofrío  que despierta el alma de la tibieza personal en que  vivimos, porque quien no ha visto salir a Nuestro  Padre Jesús Rescatado entre las luces del  crepúsculo, no puede comprender ni por asomo la  mística eclosión de nuestra Semana Santa. La imagen de Nuestro Padre Jesús Rescatado tuvo que  ser restaurada a la vez que se le realizó una limpieza. Era  éste un trabajo largamente demandado por cuantos  infanteños sentimos, como algo muy íntimo y personal, lo  que representa la imagen de Jesús Cautivo y era, por  tanto, hora ya de limpiar aquellas marcas que el tiempo, el humo de las velas y otros episodios, habían ido  deteriorando el aspecto exterior de esta magnífica obra de  arte de la imaginería del S. XVI. Villanueva de los Infantes (C.Real)