Nuestro Padre Jesús Rescatado Con la fundación del Convento de la Orden  Tercera de la Observancia de San Francisco en el  año 1483, se empezó a implantar en la villa de  Villanueva de los Infantes la costumbre de la  adoración de la Santa Cruz por los padres  franciscanos, para ello quisieron fundar una  Cofradía llamada de Venerable Orden Tercera de  Penitencia. El Papa Nicolás IV, en el año 1492 dio  licencia para su fundación aunque en el breve no  la consideraba como tal. Pero el fervor por la  adoración de la Santa Cruz y sus estaciones de  penitencia ya habían arraigado en la villa, su  principal cometido era dar culto a la Santa Cruz y  un domingo del mes dar de comer a las  personas pobres de la cárcel, por lo que se  hacía un Vía Crucis por las calles del pueblo  y procesión con la Santa Cruz los terceros  domingos de cada mes, donde se les daba la  comida a los presos de la cárcel, comida que  pagaban los hermanos cofrades.  Esta costumbre llevó a que en el lugar  donde se paraba el Vía Crucis para hacer las  estaciones se pusiese una Cruz en la pared,  dando más tarde lugar a unas capillas por  todo el pueblo, así nació la devoción a la  Santa Cruz, fiesta que se celebra el 2 y 3 de mayo, con motivo de la Adoración de la  Santa Cruz, cuya celebración al día de hoy  es una de las fiestas con más sabor y  tradición de de la Villa.  Por el año 1536, se funda un a Cofradía dedicada a la adoración de  la Santa Cruz, ya que la primera se había extinguido, se funda con el  nombre de la Cofradía de la Santa Vera Cruz, aprobándose sus estatutos  por un breve del Papa Pablo III dado en Roma, de esta Cofradía no se  tiene noticias hasta el año 1719, cuando los Visitadores de la Orden de  Santiago Don diego Castañón y el Licenciado Fernando Hernán, hacen  visita a las iglesias y conventos del Campo de Montiel, pasando a visitar  entre otras cosas del convento de San Francisco, la capilla de la Vera  Cruz, que según se desprende de ello toma la Cofradía, “La Cofradía de la  Santa Vera Cruz, tiene una capilla con dos puertas, una da a la lonja del  monasterio y la otra a la iglesia, con sus barandillas de madera forradas  de rojo, la capilla es muy capaz con su bóveda, en la capilla hay un  púlpito de yeso para los sermones de disciplina y festividad de la  Exaltación de la Santa Cruz. Tiene un altar principal donde está un  Santísimo Cristo, una talla de estatura muy grande cuyo título es de la  Santísima Vera Cruz, y a sus lados hay dos nichos en uno está el Señor de la Columna y en el otro una imagen de Nuestro Señor del Huerto, vestido  con túnica de tafetán morado. Hay otro altar cercano donde esta Nuestra  Señora de la consolación”. Por estos datos sabemos que la Cofradía desde  su principio tenía los pasos que hoy procesionan.  Por entonces la cofradía tenía de Mayordomo a Don Manuel Romero  vecino de la villa, al que mandaron comparecer ante los Señores  visitadores, el cual dijo bajo juramento “Que la Cofradía de la Santa Vera  Cruz, no tenía bienes por lo que los sermones y festividades que se  celebran, se pagan con el dinero que ponen los cofrades”. Por esto nos  hace suponer que la cofradía se volvió a extinguir por lo que de nuevo no  se tiene más noticias de que siguiese como tal. De nuevo se vuelve a tener noticias de una Cofradía de la Santísima  Vera Cruz, que se funda en el convento de la Santísima Trinidad a  mediados del siglo XIX, al parecer se fundaba para dar culto a una Santa  Cruz que tenía un reliquia de la Cruz de Cristo, según una acta que se  conserva de la Cofradía. A partir de entonces permanece en dicho convento a pesar de ser abandonado por los padres trinitarios tras la  Desamortización, procesionando en la tarde-noche del Jueves Santo, con los pasos de Cristo orando en el Huerto,  asistido por un ángel del escultor don M. Tena, seguido por el prendimiento o beso de Judas, talla sin policromar de un  artista manchego, un excelente paso del Jesús en la columna compuesta por tres figuras, destacando la imagen del  Cristo obra del artista manchego Faustino Sanz Herranz, seguido de una impresionante talla del Cautivo, talla barroca  del siglo XVI, cerrando el desfile procesional una imagen de una dolorosa copia de la escuela Murciana, obra de Tena.  La Cofradía de la Santa Vera Cruz, abarca una tercera etapa, tras el periodo de la Guerra Civil, ya que la  documentación que se conserva es un libro de actas que da comienzo en el año 1933, siendo presidente de la Cofradía don Manuel González Cano, quedando inactiva desde el año 1936 al 1939, en que se reanuda la actividad cofrade con  el visto bueno de dicho Presidente, que se hace cargo de arreglar la Iglesia ya que había quedado destruida al igual  que la capilla de Jesús dónde se había de poner de nuevo la imagen del cautivo, pero después de haberle  desemparedado  ya que fue la única imagen que se salvó de la guerra, tras el saqueo y destrozo que hicieron los  milicianos, según contaba Pedro Arcos, Sacristán de la Iglesia de la Santísima Trinidad. Un día del mes de agosto de  1936, un grupo de milicianos forasteros acompañados por algunos del pueblo, entraron en la iglesia destruyendo  todas las imágenes y retablos de ella, quedando en la más completa desolación.  Dos días más tarde el Sacristán se atrevió a entrar en la iglesia ya que vivía en las dependencias de ella, al  entrar se quedó pasmado y desolado al ver tal destrucción, pero a su vez sorprendido, ya que entre tanto desastre se  encontraba la imagen de Nuestro Padre Jesús Rescatado sola y erguida de pie del altar mayor, después de haber sido  arrojada de su camarín. El hermano Pedro el barbero como se le conocía, después de ver esto fue a contárselo a sus  amigos en quienes podía confiar, José Castellanos y Julián Molina, y los tres con el mayor sigilo entraron en la Iglesia  y envolviendo a Jesús en una manta, atándolo con una soga lo bajaron por la ventana de la sacristía, escondiéndolo  en huevo de la escalera que da paso a las dependencias del antiguo convento. Tras ello taparon el huevo con un tabique y encalándolo lo disimularon, permaneciendo así la imagen hasta el día  1  de abril de 1939. Una vez desemparedada la imagen fue sacada al atrio de la iglesia donde se puso al culto del  pueblo tomándola como titular de la cofradía a partir de entonces. Esta cofradía procesiona con una banda de cadetes con cornetas y tambores que es de su propiedad, y según  sus estatutos solo es para dar culto a la Cofradía de la Santa Vera Cruz, tocando una triste y desgarradora melodía  compuesta para la imagen de Jesús Rescatado, llamada “El Miserere”.  Cruz Guía  Escudo Trinitario Villanueva de los Infantes (C.Real)